El gobierno tailandés comenzará en un futuro cercano a utilizar sistemas de reconocimiento facial para prevenir el fraude de comercio electrónico.

A partir del próximo 15 de diciembre los centros de telecomunicaciones y de venta minorista serán equipados con equipos biométricos. Todos esos datos serán verificados gracias a los datos basados en los carnets de identidad. De esta forma que se busca garantizar la seguridad a nivel nacional.

Puedes leer más aquí.