En otras ocasiones ya hemos explicado como la industria del reconocimiento biométrico está en auge y las diferentes formas de este tipo de tecnologías. En este caso os traemos un nuevo método del que no os habíamos hablado hasta ahora: el reconocimiento por sudor.

En Estados Unidos, concretamente en Albany, ya se está investigando sobre cómo utilizar el sudor. En este caso se ha llegado a la conclusión de que gracias a las secreciones de la piel de una persona, podrían identificar un perfil concreto gracias a los aminoácidos que tiene guardado en su memoria.

Jan Halamek, profesor de la Universidad explica que no es un medio que sea fácilmente imitable o eludible. Según los estudios, las secreciones de la piel contiene muchas moléculas pequeñas llamadas metabolitos que pueden usarse para la identificación. De la misma forma que el resto de sistemas necesitan de una fase previa en la que identificar las características, en este caso también se lleva a cabo el mismo proceder. Los investigadores concluyen que no hay dos personas con las mismas características en la sudoración.

Los primeros ensayos que se realizaron, obtuvieron resultados positivos y ahora los investigadores están trabajando en la implementación de este nuevo sistema dentro de los dispositivos móviles.

Puedes leer la fuente completa entrando aquí.