Identificación por oreja

Hoy en día, los grandes avances en tecnología que se están dando en el campo de la identificación y autentificación de individuos nos permiten explorar nuevas opciones y posibilidades diferentes a las utilizadas hasta el momento, reconocimiento facial y lectores de huella dactilar. Los dedos de los pies, las orejas o el iris son algunas de las partes del cuerpo que en un futuro podrán servir para el reconocimiento.

Dedos del pie
Hasta ahora las huellas dactilares de las manos han sido frecuentemente utilizadas para la identificación de individuos, sin embargo, las de los dedos del pie, siendo también únicas como las de las manos, no se han sido exploradas en el ámbito de la biometría. Las últimas investigaciones apuntan hacia su futura utilización, principalmente en casos judiciales.

Orejas
Las orejas de cada persona son diferentes, por ello, podrían convertirse en una forma muy eficaz a la hora de llevar a cabo su identificación. Estos órganos están completamente formados desde el momento del nacimiento y, aunque su morfología cambia ligeramente con el paso de los años, estas pequeñas variaciones están contempladas y medidas por los estudios.

Investigadores británicos han señalado que la tasa de acierto de identificación de un individuo entre más de 250 mediante el reflejo de la luz en la curva de sus órganos auditivos, podría alcanzar el 96%. Por esta razón, afirman que en un futuro se podrá llegar a desbloquear el móvil con nuestra propia oreja.

Iris
El iris es el músculo que expande y contrae la pupila con el objetivo de controlar la luz que entra en el ojo. Cada iris es único, por ello la ciencia avanza hacia la utilización de esta parte de nuestro cuerpo para los procesos de identificación en instalaciones como aeropuertos, aduanas, etc.

Lengua
Su forma, textura, cresta, bultos, etc., es completamente diferente de un individuo a otro, y normalmente no suelen variar con el paso de los años. Con el objetivo de facilitar la identificación de las personas, los investigadores están desarrollando imágenes en 3D para emplearla en el campo de la biometría.

Dientes
Los dientes de cada persona además de contener ADN son únicos. Asimismo, los hábitos personales de cada uno pueden modificarlos, lo que les confiere un carácter aún más exclusivo.