Cada vez que viajamos al extranjero, tenemos que buscar el pasaporte y verificar que lo tenemos unas cuantas veces. Aunque sepamos a ciencia cierta de que está en un lugar concreto, no podemos evitar buscarlo una y otra vez pero ese sentimiento tiende a desaparecer.

Hoy en día, la tecnología biométrica de escaneo de iris es algo que está absolutamente en auge y es hacia allí hacia donde se dirigen los sistemas de seguridad en los aeropuertos.

Es cierto que la tecnología de reconocimiento facial es my eficaz pero para casos tan importantes como este, son mucho más eficaces los reconocimientos por iris o por huella dactilar.

Australia, como pionero en la implementación de la biometría en este sector tendrá la capacidad de procesar la información del 90% de los pasajeros para el 2020. Es por ello que el resto de países siempre estarán observando los movimientos de este país y acabarán siguiendo sus pasos tarde o temprano.

Puedes leer la noticia completa pinchando aquí.